DIARIO DE UNA BIMADRE I: El hospital y llegada a casa

jueves, junio 09, 2016

Aquí estamos otra vez, pero ahora, en lugar de con diario de una embarazada, he decidido continuar con mis aventuras en "diario de una bimadre". En esta sección me gustaría compartir con todas vosotras mis sensaciones, mis aventuras, mis descubrimientos...

En este tiempo que llevo con dos, me he dado cuenta que mucha gente no habla de los momentos malos porque se siente mal, pero, pese a que es un momento maravilloso, confieso que no todo es perfecto, que cuesta y tienes que adaptarte al cambio y eso requiere tiempo, paciencia y ayuda, que a veces parece que nos cuesta mucho pedirla por miedo a no ser las "súper madres" que se supone que debemos ser.



Pues bien, es por eso que me gustaría poder compartir con vosotras todas mis experiencias y crear desde aquí un foro donde ver que todas somos humanas y hacemos, como madres, lo que podemos y de la mejor forma que sabemos.

Cuando tuve a Micaela todo fue coser y cantar, mi parto, una cesárea programada, fue perfecto y la recuperación espectacular. Con esta experiencia, supones que el segundo parto será, por lo menos, muy parecido. Con Mónica el parto también fue cesárea pero, en este caso, me costó un poquito más recuperarme. Yo tengo un problema, no sé estar enferma, necesito estar siempre al 100% y cuando esto no pasa, pues te agobias un poco.

Es por eso que, durante mis días de hospital, necesitaba toda la ayuda posible, de Luis, de mi madre y por supuesto, como ya os comenté en este post, no quería perder el tiempo a la hora de realizar los trámites de la peque, así que pedimos ayuda a Tramites Nacimiento Barcelona, una gestoría que te tramita todo sin que tú tengas que preocuparte de nada, vienen al hospital a recoger todo el papeleo y, una vez estás tranquilamente en casa, te lo traen todo hecho, desde la baja maternal y paternal, registro civil, empadronamiento... ¡Imprescindibles!



Si no se llega a todo, no pasa nada, como decía, pedir ayuda no está vetado. Y así nosotros pudimos disfrutar tranquilamente de todos los momentos de hospital, su primer bibe, su primer pañal y, el MOMENTAZO, cómo Micaela conoció a Mónica, su nuevo "bebé" como ella la llamaba.




Pues bien, pese a que pensábamos que sería un momento único, he de decir que no le hizo mucho caso, un besito, una caricia y a por otra cosa... Algo que no me pareció mal ni me preocupó, ya que mucha gente me había contado que los peques podrían llegar a ponerse raros al verte a ti en la cama con otro bebé, pero, por suerte, ese no fue el caso. Eso sí, nosotros aprovechamos para darle un poco de protagonismo y le dimos a Micaela un regalito que el bebé, Mónica, le había traído. Le dimos una muñeca para que ella también tuviera su bebé.

La muñeca elegida fue la de Lilliputiens, unas muñecas ideales que a los peques les encantan, vienen con su propia cunita, el bibe... Así podrá hacer con ella lo mismo que "mamá" con el bebé. La verdad es que todo lo que he tenido de esta marca le ha gustado mucho y ha dado muy buen resultado.



Pero no fue todo tan fácil con Micaela, la llegada a casa costó más, era muy pequeña y, por mucho que le gustaran los bebés, no es lo mismo verla a ratos que tenerla en casa. Ahora, que ya tiene Mónica casi dos meses, lo empezamos a llevar mejor, pero al principio era una sensación de amor/odio, así como se la comía a besos de repente se cruzaba y le daba algún tortazo, por lo que había que estar con 200 ojos puestos en ella y, tenía una mamitis exagerada.


Para mi, la convivencia con las dos, la organización, saber llevar a una sin dar celos a la otra, conciliar el sueño, el cansancio y la vida de pareja ha sido bastante complicado durante el primer mes, pero sobre esto os hablaré en el siguiente post que da para mucho y tampoco quiero enrollarme demasiado.






You Might Also Like

2 comentarios

  1. Bienvenida a mi mundo...como te entiendo Mónica...

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo son las dos de moniiiiisimas!
    ¡Mucho ánimo!

    ResponderEliminar

Like us on Facebook